Thursday, 29 de February de 2024 ISSN 1519-7670 - Ano 24 - nº 1276

Índice de impunidade piora e amordaça imprensa

La impunidad en los asesinatos de periodistas amordaza a la prensa.El Índice de Impunidad del CPJ en Brasil empeora, mientras que en Somalia, Pakistán y México persiste. La violencia letal y sin castigo continúa asediando a la prensa en todo el mundo y empeorando en Brasil, de acuerdo con el Índice de Impunidad 2013, el registro anual del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) de los países donde el asesinato de periodistas es un hecho común y los asesinos andan libres.

“En los países donde las autoridades no administran justicia en los asesinatos de periodistas, el resultado es más asesinatos, mientras los periodistas tratan de sobrevivir ejerciendo la autocensura”, declaró Joel Simon, director ejecutivo del CPJ. “Nos alarma el deterioro de la situación en Brasil, donde el aumento de la violencia y la falta de condenas en los asesinatos de periodistas están restringiendo la cobertura de temas cruciales. Ahora que la atención de la comunidad internacional está enfocada en Brasil, el gobierno debe aplicar la voluntad política necesaria para resolver estos crímenes.”

El registro de Brasil en el índice – publicado para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo – empeoró en relación con el año pasado, y el país escaló una posición para pasar a ocupar el décimo lugar entre los 12 países con el peor registro. Figurando por primera vez en el índice en undécimo lugar, Nigeria es uno de los dos países africanos en el registro. El otro es Somalia, donde 12 periodistas fueron asesinados solamente en 2012, a pesar de la relativa calma que vivió Mogadiscio. El deterioro en el clima de inseguridad y la falta de justicia también se observó en Pakistán, donde las autoridades han sido incapaces de procesar siquiera a un solo sospechoso en los 23 casos de asesinato de periodistas de los últimos diez años.

Índice cobre de janeiro de 2003 a dezembro de 2012

Diez países han aparecido en el índice todos los años desde su primera publicación, en 2008, lo cual resalta el desafío de revertir la arraigada cultura de impunidad. En Pakistán y Filipinas, al menos nueve testigos y demás personas vinculadas a investigaciones de asesinatos de periodistas han sido asesinados o han muerto en circunstancias sospechosas en los últimos 10 años, según datos recabados por el CPJ. “Los gobiernos que están comprometidos con la resolución de estos casos deben garantizar la protección de los testigos”, agregó Simon. “El plan de la ONU para combatir la violencia letal contra la prensa representa una oportunidad crucial para que los gobiernos tomen medidas decisivas para administrar justicia.”

Una década después de la invasión liderada por Estados Unidos, Iraq sigue siendo el país con el peor registro en el índice del CPJ, con más de 90 asesinatos sin resolver. Aunque el CPJ constató que los asesinatos de periodistas disminuyeron en Iraq, al igual que en Sri Lanka, México y Afganistán, en estos países hubo pocos ejemplos de enjuiciamientos exitosos de los responsables de los crímenes. Por su parte, Colombia ha progresado modestamente en la resolución de los asesinatos de periodistas. En una señal alarmante, funcionarios militares y gubernamentales se encuentran entre los principales sospechosos en el 26 % de los casos de asesinato del índice.

El índice calcula el número de asesinatos de periodistas no resueltos como un porcentaje en relación con la población del país. Abarca el período del 1 de enero de 2003 al 31 de diciembre de 2012. Solo aquellas naciones con cinco o más casos sin resolver fueron incluidas en el índice. En 2012, el CPJ lanzó el sitio webSpeakJusticeNow.orgpara movilizar a la comunidad digital en el combate contra la impunidad en el ciberespacio.

******

O CPJ é uma organização independente sem fins lucrativos, sediada em Nova York, e dedica-se a defender a liberdade de imprensa em todo o mundo