Friday, 14 de June de 2024 ISSN 1519-7670 - Ano 24 - nº 1292

Jornalistas desaparecidos

RISCOS DA GUERRA

Repórteres Sem Fronteiras (*)

A organização Repórteres Sem Fronteiras faz uma apelo aos países beligerantes para que ajudem a encontrar 9 jornalistas desaparecidos desde o início da Guerra do Iraque. Texto em espanhol, divulgado em 28/3/03.

En el octavo día del conflicto, se dan por desaparecidos nueve periodistas que cubrían los acontecimientos en Irak.

"Las autoridades iraquíes y norteamericanas deben hacen todo lo que esté en su mano para ayudar a encontrar a esos periodistas, de los que no tenemos noticias desde hace ya una semana", manifestó Robert Ménard, secretario general de Reporteros sin Fronteras. La organización está muy preocupada. La confusión sobre el terreno, y los combates en curso, no deben servir de excusa a las fuerzas militares de la coalición, ni al gobierno iraquí, para ignorar la suerte de los periodistas, reporteros y camarógrafos llegados para cubrir esta guerra, que ya está resultando muy asesina para la profesión", añadió.

El viernes 28 de marzo de 2003, desapareció en Basora, al sur de Irak, un camarógrafo del canal qatarí Al-Jazira, después de que su equipo, en el que figuraban otras tres personas, fuera alcanzado por disparos de los carros británicos. El equipo de Al-Jazira había alquilado un vehículo civil para dirigirse al lugar en que se efectuaba una distribución de alimentos, organizada por el gobierno iraquí, y se disponían a filmar la llegada de los carros británicos al lugar, cuando éstos abrieron fuego. Los tres periodistas huyeron a pie. El camarógrafo, que llevaba un material demasiado pesado para caminar con él, se escondió ; y desde las 11h30 GMT Al-Jazira no tiene noticias suyas.

El sábado 22 de marzo, un equipo de cuatro periodistas del canal independiente británico ITN, fue presumiblemente tiroteado por las fuerzas aliadas, cerca de Basora, al sur de Irak. Terry Lloyd, de 51 años, resultó muerto y todavía se sigue sin noticias de dos de los colegas que le acompañaban, Frédéric Nerac, camarógrafo de nacionalidad francesa, y Hussein Othman, intérprete de nacionalidad libanesa.

Desde el 22 de marzo por la tarde, el canal de televisión Al-Arabiya continua sin noticias de tres miembros de uno de sus equipos que cubrían la guerra : el periodista Waël Awad, de nacionalidad siria, el encuadrador Talal Fauzi Al-Masri y el técnico Alí Hassan Safa, ambos libaneses. Se encontraban entre Al-Zubair y Nasiriya, cuando Al-Arabiya perdió contacto con ellos. El Pentágono asegura no haber registrado víctimas entre los periodistas del sector.

El canal Al-Arabiya, contactado por Reporteros sin Fronteras, no estaba en condiciones de decir si efectivamente los periodistas se habían incorporado a la 101 división aerotransportada del ejército norteamericano. En cuanto al Mando Central de las fuerzas aliadas en Qatar, declaró que los tres periodistas de Al-Arabiya "no figuran en nuestras listas de periodistas incorporados". "Habría que verificar si estaban acreditados por el ejército de Kuwait", añadió el oficial de prensa en Doha. El canal está emitiendo continuamente los retratos de sus tres periodistas desaparecidos, y espera que la población iraquí les reconozca, y dé noticias de ellos.

Dos periodistas del diario Newsday, Moises Saman y Matthew McAllester, fueron vistos por última vez en el Hotel Palestine, en Bagdad, el lunes 24 de marzo de 2003, por la noche. Las autoridades iraquíes se disponían a expulsarles, así como a otros periodistas extranjeros, pretextando que sus visados no estaban en regla. Las autoridades iraquíes les acusaban de haber entrado en el país con simples visados de turismo, como explicó un periodista italiano, contactado por Reporteros sin Fronteras. Según varios enviados especiales a Bagdad, las autoridades iraquíes querían expulsarles en autobús, presuntamente en dirección a Damasco. Una fotógrafa independiente franco-norteamericana, Molly Bingham, también se encontraría en ese grupo de periodistas expulsados, y al día de hoy no se tienen noticias de ella.

La organización recuerda que, desde el comienzo de la guerra, han muerto dos periodistas : Terry Lloyd, corresponsal del canal británico ITN, y Paul Moran, camarógrafo australiano que efectuaba un reportaje para el canal australiano ABC, en el Kurdistán iraquí, al norte del país. Al menos otros dos periodistas han resultado heridos.

(*) www.rsf.org