Tuesday, 21 de May de 2024 ISSN 1519-7670 - Ano 24 - nº 1288

Carles Esteban

‘El pasado 11 de febrero, la sección de Internacional publicóun reportaje del corresponsal en México, Joaquim Ibarz, titulado ‘Tormenta en el Sheraton’, a propósito de una propuesta municipal para clausurar el hotel de dicha cadena en la capital mexicana ‘por desalojar a una delegación cubana por orden de Washington’, según decía el antetítulo que acompañaba la noticia. En síntesis, el reportaje señalaba que la medida de cierre, promovida por una dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenece el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, se basaba técnicamente en irregularidades administrativas pero tenía un claro componente político-ideológico, y había suscitado un gran debate social y críticas de los otros candidatos presidenciales. Ibarz explicaba que el incidente se inicióel pasado 3 de febrero ‘cuando personal del Sheraton desalojóa 16 funcionarios cubanos por órdenes de Washington acogiéndose a la ley Helms-Barton, que prohíbe a empresas y ciudadanos norteamericanos dar servicio o ayuda a funcionarios del régimen castrista’.

La mandataria municipal que impulsa la clausura del hotel, Virginia Jaramillo, según la crónica de Joaquim Ibarz, fue enfática: ‘Yo sí me siento patriota. Lo asumo como militante de izquierda desde hace muchos años, y en mi distrito no voy a permitir ningún acto de discriminación contra nadie’. Del expediente abierto para clausurar el hotel, Ibarz detallaba las siguientes irregularidades: ‘Dos bares no tienen licencia de funcionamiento, 3.000 metros cuadrados de construcción carecen de permiso, tiene 525 plazas de aparcamiento en vez de las 1.448 estipuladas, carece de medidas de seguridad en el área de la piscina y no tiene carta en braille en sus restaurantes, entre otras’. La crónica, en fin, recogía diversas reacciones críticas contra el intento de cierre del establecimiento, que lleva 40 años funcionando sin problemas, y opiniones que consideraban que la medida podía afectar al turismo y a las relaciones con Estados Unidos. También señalaba que la drástica medida se pretendía llevar a cabo en una capital ‘donde todo el mundo se salta la ley a la torera’.

Jordán Aboytez, mexicano, residente en Barcelona y presidente de la Asociación Cultural Ciudad de México en Cataluña, escribe al Defensor del Lector: ‘Nos causóuna tremenda indignación a mí y a un numeroso grupo de mexicanos la crónica sobre el conflicto del hotel Sheraton en la ciudad de México. Desde mi punto de vista, viola toda ética periodística al tergiversar la información y manipular los textos de manera tendenciosa. El público catalán y español no se merece que se le vilipendie y se le falte al respeto en su calidad de lector de esta manera, y por su parte los mexicanos nos hemos sentido insultados por la manipulación tendenciosa y ridiculizadora del Sr. Ibarz sobre pueblo, funcionarios y políticos mexicanos, sea cual sea su tendencia’.

En una carta anexa, dirigida personalmente al corresponsal, el lector le señala: ‘En conjunto, Washington por coaccionar (a la empresa propietaria del hotel) y el Sheraton por imprudencia, han protagonizado el hecho real de que la ley Helms-Burton se ha aplicado en pleno centro de la ciudad de México en uno de los más importantes y céntricos hoteles, causa real y evidente de la reacción de los gobernantes de la ciudad. Ésta y no otra, señor Ibarz, es la razón de la polémica, la invasión de la soberanía y el pisoteo de la dignidad del Estado mexicano’.

Joaquim Ibarz contesta: ‘El señor Aboytez desconoce, a mi juicio, lo que ocurre en su país cuando me acusa de manipular la información. En mi crónica ´Tormenta en el Sheraton´ me limité a reflejar hechos. Fue la propia teniente de alcalde de la delegación Cuauhtémoc, Virginia Jaramillo, la que declaróal diario Milenio que cerraba el hotel Sheraton por motivos patrióticos y por su ideología de izquierda. El hotel venía funcionando desde hace 40 años con las irregularidades – entre ellas, no tener la carta del menú en braille- que se esgrimieron para proceder a la clausura, que un juez paralizóotorgando un amparo a la empresa. Las organizaciones empresariales y dos candidatos presidenciales dijeron que el cierre del hotel afectaría a la imagen turística del país. Hay coincidencia entre los mexicanos sobre que la mordida (soborno) es el impuesto más igualitario, porque afecta a todos. Hace tres días, el diario Reforma dedicósu principal titular a destacar que la inseguridad, la impunidad y la corrupción costaban a México el 15% del PIB’.

¿HUMO NUCLEAR? El suscriptor Josep Capdeferro envía un correo electrónico para resaltar una incorrección en el pie de foto que ilustraba una noticia publicada el pasado día 23, a propósito del interés de Francia por relanzar la energía nuclear para reducir su dependencia del petróleo. En el pie de la foto que ilustraba la información, en la que se mostraba una vista general de la población donde está situada la central de Golfech (en el departamento de Tarn y Garona), se decía textualmente ‘humo de la planta nuclear francesa de Golfech’. ‘Creo – dice el lector-, que la palabra humo es inexacta y debería decir vapor de agua’.Efectivamente, el lector tiene razón, las centrales nucleares, fuera de circunstancias extraordinarias y anómalas, como un incendio, no generan humo a través de sus inmensas torres, sino que expulsan vapor de agua residual generado por el sistema de refrigeración terciario (que enfría el circuito donde se produce el vapor a alta presión que mueve la turbina y genera la electricidad). La fotografía, vale la pena señalarlo, induce a esta confusión, ya que muestra dos columnas de vapor blanco que se elevan hacia el cielo y que a simple vista pueden confundirse con humo. Pero eso no está reñido con que el observador comunicante tenga razón.

MALHUMOR PERICO. En alguna ocasión me he referido a las cartas que llegan de forma regular a esta oficina quejándose del trato informativo que, a juicio de algunos seguidores del RCD Espanyol, recibe este club en las páginas de La Vanguardia. La asimetría del espacio dedicado a los dos clubs de la ciudad de Barcelona es algo fácilmente constatable sin tener que llevar a cabo ningún sesudo estudio de contenidos, aunque a mi entender, más que por mala fe o por un ánimo deliberado de tratar a dicho club de forma peyorativa, es un fenómeno derivado de la extraordinaria potencia mediática que rodea todo lo que afecta al Barça. Eduardo Palomar Baróexpone una queja sobre el reciente suplemento que conmemoraba los 125 años de existencia de La Vanguardia, pues señala que en la página dedicada al año 1899 había una crónica sobre el nacimiento del club barcelonista, mientras que la fundación del Espanyol, ocurrida en 1900, no aparece por ningún lado. Los reponsables del citado suplemento señalan que los artículos seleccionados intentaban reflejar los acontecimientos más relevantes narrados en nuestro periódico a lo largo de su historia vistos desde una perspectiva actual, y que había algunos años de los que no se incluían artículos mientras que a otros años se les dedicaban varias páginas.

El mismo lector, días más tarde, reitera su enfado a propósito de un chiste publicado el 23 de febrero, en el que Ventura & Coromina ironizaban sobre hipotéticas medidas para prevenir la gripe aviar y en el que incluían propuestas tan surrealistas como prohibir el Cant dels ocells,la suspensión cautelar de las golondrinas en el puerto, la paralización del AVE, prohibir huevos, pollitos y plumas en las monas de Pascua, arrestar el águila de la Patum y, finalmente, ‘el aislamiento de pericos en el estadio de Montjuïc’. Esta última medida sentómal a algunos seguidores del Espanyol, aunque, a mi modesto entender, el chiste tan sólo pretendía ser un ejercicio de mordaz ironía iconoclasta. Aunque, claro, también puedo llegar a entender que es mucho pedir a quien dice sentirse maltratado – a consecuencia de una situación real o de una apreciación subjetiva- que acepte deportivamente ser objeto de chanza, por más inocente que sea el chiste.’